¿Qué volumen de datos necesito?

Por desgracia, todas las tarifas planas de Internet móvil contienen un único volumen de datos para navegar con la máxima velocidad posible. Después, los operadores reducen la conexión a una velocidad mucho menor, que puede ser muy molesta para continuar la navegación. En este caso, la carga de las páginas web se puede ralentizarse una eternidad y, además, se hace imposible disfrutar de canales online para ver películas o escuchar radio. Cuando el volumen de datos de una tarifa ya está consumido, generalmente hay que esperar hasta el próximo mes para poder navegar de nuevo con alta velocidad. Los operadores contabilizan el volumen de datos en MB (Megabyte) o GB (Gigabyte).

¿Cuántos megas se consumen?

Hay que preguntarse cuántos megas son suficientes para un mes y qué tipo de usuario se representa. Algunos operadores no reducen la velocidad, sino que cobran por cada MB adicional una cuota extra. Eso no siempre es lo mejor, porque a menudo resulta muy difícil controlar el gasto y el consumo, y puede originar que la factura se incremente significativamente. Con las tarifas planas, se puede navegar cuanto se desee sin costos adicionales, sólo hay que elegir la tarifa con el volumen de datos adecuado, evitando así que la reducción de velocidad llegue prematuramente. Las tarifas mensuales se pueden separar en varios tamaños como 500 MB, 1GB, 5 GB y hasta 10 GB. ¿Pero cómo saber cuál es el volumen de datos necesario? La tabla de abajo es una pequeña ayuda para descubrir el mejor volumen de datos para cada consumo.


Info 500 MB 1 GB 5 GB 10 GB
Paginas Web 300 600 3000 5000
Peliculas - 10 30 50
Juegos Online - 5 20 50
Tiempo 30 horas 40 horas 200 horas 300 horas

¿Qué consume poco?


Páginas Web

Al abrir una página web, los navegadores cargan datos externos como textos, imágenes y gráficos, para finalmente mostrar la página web al completo en el ordenador del usuario. Cada página tiene un tamaño diferente, pero se puede generalizar, siendo las páginas más pequeñas de alrededor de 30 kb y las más grandes de 100 kb.

E-Mail

Enviar y recibir correo electrónico es lo que usa el menor volumen de datos y por eso no es necesario considerar este consumo detalladamente. El tamaño de un mensaje de correo electrónico es tan pequeño que se puede enviar y recibir multitud de mensajes por día sin preocuparse de gastar demasiado volumen de datos.

Skype

Si se plantea usar mensajería instantánea como Skype, tampoco se va a consumir muchos datos durante el chat. Hablar mediante estos programas de mensajería es un gasto mínimo. Sin embargo, hay que tener especial cuidado con las videollamadas, ya que consumen tantos MB de volumen de datos como ver una película online. Por tanto, si se abusa de las videollamadas se gastará rápidamente el volumen de datos.

¿Qué consume mucho?


Peliculas

Las páginas web donde se pueden ver vídeos online, como YouTube, son muy populares hoy en día. Ver una película corta diariamente puede considerarse un uso normal por parte de un internauta. Si se desea ver muchas películas online usando Internet móvil, se debe considerar el volumen de datos de cada momento, porque los vídeos son las aplicaciones que gastan la mayor parte del volumen de datos. Por ejemplo, ver 5 películas cortas de 5 minutos puede consumir aproximadamente 50 MB. Por eso, hay que elegir una tarifa que no sea demasiado pequeña, puesto que una tarifa de 500 MB al mes puede agotarse tras unas pocas horas viendo películas, con lo que el operador reduciría la velocidad el resto del mes, permitiendo navegar con solo 64 Kbit/s.

Juegos Online

Los juegos online aumentan cada vez más su popularidad y muchos usuarios de Internet ya están acostumbrados a jugar regularmente online. Quienes quieran jugar online mediante Internet móvil, no tendrán mucha diversión. Por desgracia, los juegos online gastan aún más datos que las películas, porque los juegos se cargan en el propio ordenador, lo cual requiere una enorme cantidad de datos. Para los juegos online, se recomienda usar si es posible el Internet fijo ADSL o el Internet por cable.

Resumen

Para decidirse por una tarifa plana con un módem USB, hay que pensar muy bien cuáles son las pretensiones que se tienen con el Internet móvil. La primera vez es recomendable solicitar una tarifa sin permanencia con un volumen de datos distinto y cargar un programa de datos para ver cuánto volumen se gasta al mes. Si es demasiado poco o mucho, se puede cambiar la tarifa gracias a que es sin permanencia, lo cual no genera costos adicionales. Para este caso en concreto, se recomienda Simyo, que ofrece varias tarifas sin permanencia con un módem USB libre, que puede usarse también en caso de un cambio de tarifa con otro proveedor.